VINOS DE GRANADA "D.O.P"

Beber vino de Granada es algo más que beber vino:
Se trata de renovar un gesto antiguo, noble y cordial, que puede sellar una alianza o prolongar una amistad.
En cualquier caso, siempre será una ceremonia lúdica, un placer exquisito que empieza con el ruido del descorche y el gorgoteo del vino al caer en la copa.
El vino de Granada atesora en su interior todas las esencias de nuestra “Tierra Granadina”.
No es casualidad que en su proceso de elaboración intervengan los cuatros elementos:
 * Su tierra.
 * Sus variedades.
 * Sus elaboraciones.
 * Sus crianzas.
Hay un dicho popular que dice que el vino Granadino nace de las lágrimas de los dioses, pero esta hermosa leyenda no siempre es cierta.
La verdad es que, domesticados en las mejores bodegas de Granada, los cuatros elementos se han conjurado para crear y ser acariciados por las manos de los enólogos, los años y la labor del tiempo.
Dicho tiempo ha ido tallando todas sus costumbres viníferas, para conseguir unas variedades de Calidad, para elaborar Vinos de Calidad.
Cuando se reúnen todos esos elementos, entonces, el sabor del vino puede llevar dentro también el eco de una balada o el temblor de una lágrima, de las personas que han trabajado durante años y años, para conseguir el objetivo de elaborar un Gran Vino de Calidad, de nuestra tierra Granadina.


Entradas populares